Home Ahorro Como organizar mis gastos: Guía de 4 semanas

Como organizar mis gastos: Guía de 4 semanas

1281
0
SHARE

Como organizar mis gastos: Somos pocos los que intentaríamos construir una casa sin seguir un plan. Y por una buena razón: una viga mal colocada y tu casa podría derrumbarse.

Sin embargo, cuando se trata de nuestras finanzas, muchos de nosotros decidimos renunciar a ese importante plan: El presupuesto.

Sin un presupuesto, es difícil saber cuánto dinero está entrando y saliendo, y mucho menos si puedes alcanzar tu objetivo financiero.

Como organizar los gastos mensuales

Casi todos nos preocupamos por las finanzas de vez en cuando. Ya sea que recién estés comenzando tu primer trabajo real, lidiando con gastos de cuidado infantil, universitarios , o estés en modo de jubilación, mantenerse al tanto de las finanzas es una prioridad.

¿Como organizar mis finanzas? Una de las formas más efectivas de lograr esto es haciendo un plan de gastos mensual para que sepas lo que está gastando, dónde lo estás gastando y si estás gastando en cosas que realmente no mejoran tu calidad de vida.

Hacer un plan de presupuesto mensual lleva aproximadamente una hora.

Empieza por calcular cuánto dinero te ingresa cada mes después de impuestos y otras deducciones de nómina. Solo incluye fuentes de ingresos de las que sepas que puedes confiar. Además, asegúrate de hacer estos cálculos antes de que comience el mes para asegurarte de que tendrás suficiente tiempo para hacerlo.

Como organizar mis gastos: Guía  de 4 semanas para administrar tus finanzas

Este plan es sencillo de seguir. Si lo haces bien tendrás un presupuesto exitoso y verás un cambio drástico en tus finanzas personales, todo en un mes.

Como administrar mis gastos

Semana 1

Clasifica tus gastos Lo primero es lo primero:

¿A dónde va realmente tu dinero? Aprovecha la semana para sumar todos tus gastos en blanco y negro.

Costos fijos

Este cubo es para facturas constantes y predecibles que son prácticamente iguales todos los meses. Piensa en las facturas de servicios públicos, tu alquiler o pago de hipoteca, un plan de teléfono celular, tu préstamo del carro, etc. También incluye los pagos que tienes con cualquier tarjeta de crédito o préstamo que tengas.

También te puede interesar:

Incluye las fechas de vencimiento de las facturas y las tasas de interés, si corresponde. Objetivos financieros: ¿Para qué objetivos estás ahorrando dinero ahora? Todo, desde el dinero extra que pones para eliminar la deuda, hasta el ahorro para unas vacaciones de ensueño, la creación de tu fondo de emergencia etc.

Como organizar mis gastos

Gastos no mensuales

Esta categoría a menudo se pasa por alto, incluye facturas que aparecen en momentos aleatorios del año: primas anuales de seguros, el pago de algún curso y similares. Para asegurarte de que estos costos no eliminan tu presupuesto mensual, suma todos los gastos no mensuales del año y divídelos por 12. Toma ese número y trátalo como una factura mensual dirigida a una cuenta de ahorros por separado.

Gasto flexible

Este está reservado para los gastos diarios que tienden a subir y bajar cada mes. Incluyendo cosas como entretenimiento, compras, comestibles y gasolina.

Para identificar cuál debería ser tu límite de gastos. Toma tu pago mensual y restale tus costos fijos, metas financieras y el monto mensual que estás ahorrando para gastos no mensuales. Luego, divide lo que queda por 4.3: es la cantidad que puedes gastar cada semana sin reducir tu presupuesto.

Semana 2

Como organizar mis gastos

Identifica cualquier meta financiera adicional para la que quieras ahorrar. Ya sea que estés dispuesto a pagar tu préstamo estudiantil o aumentar tus aportes mensuales de jubilación. Debes de identificar cuáles son tus objetivos de menor a mayor escala.

Luego divídelos en incrementos de tamaño mensual (por ejemplo, $ 100 al mes para mi fondo de ahorro, un extra de $ 50 para unas vacaciones el próximo verano). Agrega estos a tu presupuesto mensual.

Mantén tu lista de dos o tres objetivos a la vez para aumentar tus probabilidades de éxito.

¿Puedes explicar estos objetivos en su presupuesto, junto con lo que está gastando en el día a día? Si tus números necesitan algunas mejoras, aquí te muestro cómo poner en acción un presupuesto nuevo y mejorado.

Semana 3

Prioriza a dónde va tu dinero. Aquí es donde puede que tengas que reasignar tu dinero, apretar el cinturón o ambos. Ahora que ves dónde gastas tu ingreso y lo comparas con tus objetivos, es hora de ponerte serio y en acción.

Puede que descubras que no te queda suficiente dinero para hacer todo lo que quieres. Ese es un verdadero momento de ‘éxito en la carrera’.

Para comenzar, siempre es importante ahorrar para la jubilación o el retiro, incluso si es solo un pequeño porcentaje de tu salario. Así como también trabajar para obtener al menos tres meses de gastos ahorrados en un fondo de emergencia.

Como organizar mis gastos

Mantén esos objetivos como parte de tu presupuesto, si aún no los estás incluyendo. Después de eso, averigua qué es lo que necesitas hacer para mejorar tus finanzas personales (deshacerte de deudas siempre es una buena idea).

Luego piensa en otras cosas para las que quieres ahorrar, como tu casa propia, unas vacaciones, una boda o un auto. Encontrarás que hacer y seguir un presupuesto es una cuestión de organización.

¿Aún puedes trabajar por tus objetivos con la cantidad de dinero que estás gastando ahora? Piensa en lo que quieres a largo plazo y enfrenta cualquier limitación temporal. Tal vez eso significa que comas fuera dos veces a la semana en lugar de tres. Si tu objetivo es ser dueño de una casa, o construir un capital.

Como organizar mis gastos

Créeme vale la pena reducir razonablemente los gastos flexibles si eso finalmente te acerca a un objetivo global. Y aquí te comparto un consejo profesional: guarda los ahorros en una cuenta separada de alto rendimiento para no tener la tentación de acceder a ella. Recuerda la ecuación RENTABILIDAD Y SEGURIDAD, desiste por un tiempo de la LIQUIDEZ. 

Semana 4

Monitorea tu progreso Hacer un seguimiento de tus gastos semanalmente es ideal; por lo tanto, te recomiendo dividir tu gasto flexible en 4.3, para que siempre sepas cuánto estás trabajando cada semana.

También es importante hacer revisiones más grandes periódicamente para ver cómo estás progresando. Si tus finanzas se mezclan con las de tu pareja, intenta hacerlo juntos.

Estas reuniones de dinero no tienen que ser formales. Una taza de café y unos pocos minutos de revisión será suficiente. Ya sea que revises tu presupuesto con un socio, por tu cuenta o con la guía de un profesional financiero. Usa este tiempo para obtener realidades sobre tus hábitos financieros.

Como organizar mis gastos

 

Esto podría implicar recalibrar tus objetivos. Hacer un plan para reducir el gasto excesivo y, lo mejor de todo, celebrar los hitos con un tratamiento dentro del presupuesto.

Como organizar mis pagos mensuales

Si deseas ajustarte a un presupuesto mensual, debes realizar un seguimiento de todas sus facturas.

En mi caso no organicé ninguna de mis facturas y nunca mantuve ninguna de ellas juntas.

Tenía algunas facturas en papel que recibiría por correo, un par de facturas que pagué en línea y algunas facturas que se borraron automáticamente de mi cuenta bancaria.

Esta era una forma realmente difícil de pagar mis cuentas cada mes.

Finalmente me di cuenta de que me haría la vida mucho más fácil si pudiera sentarme y pasar algún tiempo juntando todas mis facturas. Una vez que comencé a organizarme y mantener mi presupuesto, comencé a administrar mis gastos de manera adecuada y a organizar mis facturas.

Esto también me ayudó a reducir mucho el estrés diario. Antes de organizarme, nunca supe qué día pagaba las facturas y siempre fue una sorpresa cuando miraba mi cuenta bancaria.

¡Ahora estoy mucho más organizada!

Así es como lo hice y cómo puedes tu comenzar a organizar tus facturas también.

Enumera todas tus facturas

Primero, revisa todas tus facturas y enumerelas para que no se pierda nada.

Para comenzar, revisé todas las facturas que tenía e hice una lista de cómo recibí y pagué cada factura: correo postal, correo electrónico, borrador automático y llamada telefónica automatizada. Es simple escribir toda esta información en un cuaderno.

Evalué mis facturas y decidí qué método de pago preferiría usar para todas o la mayoría de mis facturas.

Como estoy tratando de reducir el desorden y el papel, decidí que pagar mis facturas en línea sería mi método de pago preferido.

Creé una nueva dirección de correo electrónico que sería estrictamente para recibir correos electrónicos relacionados con mis facturas.

Este correo electrónico también recibe todos los recibos después de pagar mis facturas. Esta es una manera muy simple de mantenerte organizado.

Considera el pago automático de facturas

Luego, decide si quieres que alguna de tus facturas se debite automáticamente de tu cuenta bancaria mediante el pago automático.

Una de las ventajas del pago automático es que nunca habrá un pago atrasado ni cargos por demora. Una desventaja del uso del pago automático es un sobregiro accidental si no administras bien tu cuenta bancaria.

Decidí registrarme con el pago automático para la mayor cantidad de facturas posible.

Ahora que estoy siguiendo mi presupuesto mensual y usando una hoja de cálculo de registro, sé cuánto dinero tengo en todo momento.

 Usa una aplicación financiera

Las apps financieras no son solo para invertir. Las aplicaciones de presupuesto básicas gratuitas están disponibles en línea y pueden ayudarte a realizar un seguimiento de los gastos diarios.

Al elegir una aplicación de presupuesto, verifica las calificaciones de la tienda de aplicaciones, también que se adapte a lo que estas buscando. Hay distintas apps para administrar el dinero. algunas mas complejas que otras etc.
Facebook Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here